- Advertisement -

París es conocido por sus más de 500 destinos nudistas por el que cientos de turistas viajan cada día. Por tanto, la idea de un restaurante nudista no pareció nada descabellada para los hermanos Stephano y Mike Saana, dueños de este negocio, que es un éxito total.

El nombre del restaurante es O’Naturel y ofrece una experiencia de una cena al desnudo.

Una vez se llega al restaurante, el usuario es dirigido a un cuarto donde deberá desnudarse por completo, la única prenda que se lleva son unas cómodas pantuflas, las cuales son brindadas allá mismo.

Por seguridad, el restaurante está cubierto con cortinas para evitar miradas desde las calles. También es necesario entregar el teléfono celular para evitar conflictos que infrinjan la privacidad de los demás asistentes, como tomar fotografías.

Los dueños, que también son los meseros, deben ir vestidos por ley. En este caso, los clientes son los únicos que pueden tener el lujo de comer como han llegado al mundo.

Para ir al restaurante es obligatorio hacerlo con reserva y este sólo abre para la cena. El menú consta de varios platos de la gastronomía tradicional francesa tales como langosta, caracoles, foie gras, entre muchos más.

Las opiniones de los clientes se han mostrado positivas para la experiencia.