Tomadas por: Andrés Bedoya

Los artesanos, ubicados en la calle 52 de la Avenida la Playa de Medellín, luchan constantemente con la administración municipal por su derecho al trabajo y al uso del espacio donde venden sus artesanías.
Su preocupación actual radica en la peatonalización de la avenida La Playa en el marco del proyecto de recuperación del Centro de Medellín denominado Paseo Urbano Avenida La Playa
Para algunos los “San Alejos” no son garantías de mejoramiento de su calidad de trabajo porque deben pagar arriendo, y denuncian que muchas personas tienen hasta 3 locales en un mismo espacio; esto le quita la oportunidad a otros de acceder a los puestos.
Imar Orlando es de Cali; artesano influenciado por el oficio de su padre, la joyería.

 

- Advertisement -

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A Medellín llegó después de haber recorrido varios lugares de Suramérica ofreciendo su arte.
En este espacio lleva 15 años. Las ventas diarias que realiza son para sostener a sus dos hijos. Aunque tiene días donde sus ingresos son bajos, expresa que “ni para el pasaje me hago”
Imar ha sido testigo de los procesos por los que tiene que pasar los artesanos cada que hay un cambio de administración. Eso porque los funcionarios de espacio público vuelven a visitar el sector y todo comienza de nuevo.
Los árboles se sostienen de su raíz. Aquí los artesanos de la Avenida La Playa se mantienen firmes al artículo 25 de la Constitución Política colombiana, que manifiesta que el trabajo es un derecho y una obligación social.
Imar sólo quiere resolver dudas que manifiesta con preocupación “¿qué vamos a hacer si nos sacan de acá?, ¿Para dónde vamos a pegar?”
Ahora están a la espera de que el municipio los pueda reubicar o les garantice un espacio en aquella avenida donde han tejido tantas historias.